Las gafas de sol, además de proteger de los rayos ultravioleta, impiden que los cuerpos extraños entren en los ojos (por ejemplo, en un día de viento), y crean una barrera protectora contra las partículas de contaminación.  Por eso, es tan importante proteger adecuadamente los ojos del pequeño con unas gafas de sol especiales para niños.  Hoy en día, se comercializan modelos de gafas destinados a los bebés de pocos meses, y no se trata de un simple "capricho".

Es aconsejable ir a una óptica para adquirir las gafas de sol del niño, puesto que estos establecimientos garantizan que las gafas cuenten con filtro protector contra los rayos ultravioleta, y que no son simplemente lentes tintadas. Asimismo, la marca CE es otra garantía, e indica que el producto cumple con la normativa europea específica para este tipo de productos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted